Receta de Caldo de jamón

Facebook Twitter Google Pinterest Email
Caldo de jamón

Receta sumamente sencilla que nos da un caldo excelente para consumir tanto solo como acompañado, o incluso como base para otros platos.

Esta receta es un modo de aprovechar los huesos de los jamones o paletas que se van acabando por casa. El primer paso es limpiar un poco el hueso de las partes amarillentas o blanquecinas externas usando un cuchillo. De este modo se evitará que el caldo tome un sabor rancio.

Preparado el hueso, simplemente se trocean en cachos de un tamaño oportuno. Una limpieza más afondo, se realiza introduciendo el hueso en aguar hirviendo y dejando a este que expulse impurezas. Este proceso se puede repetir un par de veces cambiando el agua y el hueso tomará un color blanquecino. Si no se quieren consumir todos  los trozos, en este momento se puede congelar sin problema aquellos trozos del jamón que no se necesiten.

Lo siguiente es hervir los trozos de hueso que se deseen colocándolos en una olla con agua fría y llevarla a ebullición. Seguidamente se pone al mínimo durante unas 2 horas. Si se genera mucha espuma o grasa, retírala y continúa cociendo el hueso del jamón.

Cuando finalice, se deja enfriar en la misma olla y sin destapar el tiempo necesario. Sin problema se puede dejar hasta el día siguiente.

Ingredientes

  • Agua
  • Hueso de jamón

Galería de fotos de Caldo de jamón