Visitar el Circo Máximo

Facebook Twitter Google Pinterest Email
Restos existentes del Circo Máximo

El Circo Máximo, que en latín Circus Maximo, que viene a significar “la Pista de carreras mayor”, fue en su época sin duda el mayor edificio para espectáculos construido de todos los tiempos.

Las dimensiones del Circo Máximo son realmente colosales, teniendo 610 metros de largo por 200 de ancho en la parte exterior y de 564x85 en la parte interna, donde se encontraba la pista de carreras.

En las crónicas de Plinio el Viejo, se comenta que el Circo Máximo tenía un aforo de 250.000 espectadores, sin contar la tribuna, aunque se cree que pudo llegar a albergar a más gente.

Desgraciadamente hoy en día no nos han llegado apenas retos, a excepción de la pista de carreras que se conserva en un gran solar y que nos puede ayudar a imaginarnos lo imponente que debía de ser para su época. También ser conserva la spina y las verjas de salidas, pero no queda nada de los que conformaron las gradas, ya que se utilizó como cantera para la construcción de otros edificios en la época medieval.

No sólo se celebraban carrera de cuadrigas, sino que también se celebraban otros eventos como combate de gladiadores, de bestias, etc.

El Circo Máximo también era frecuentemente usado para ceremonias imperiales, como el presentar al nuevo emperador ante su pueblo.

Historia del Circo Máximo

Foto desde el centro del Circo MáximoLa construcción se realizó en el 600 a.C. y se aprovechó un espacio llano que se encontraba entre el Palatino y el Aventino. Es más los palacios del Palatino, tenían una fabulosa vista de todo el Circo Máximo.

En un primer momento las gradas fueron realizadas en madera, pero poco a poco se fueron sustituyendo por gradas de albañilería.

En el siglo I a.C. Julio Cesar mandó ampliarlo, pero el apogeo de esta instalación se correspondió bajo el reinado de Augusto.

Augusto mandó colocar un obelisco de Ramsés II que trajo desde Heliópolis, pero fue sustituido en el 357 por mandato de Constancio II, en este caso se trajo un obelisco de Tutmosis III, que tenía una altura de 32,5 metros.

En el centro de la pista había un muro de baja altura, que es al que se le llama spina. En este murete se levantaban estatuas y columnas y era el que delimitaba el recorrido.

Como se celebraban las carreras de cuadrigas

Tanta importancia tenía los juegos aquí celebrados, que en las carreras de cuadrigas, los propios magistrados eran los árbitros y los caballos tenían fama que llegaba a cualquier punto del imperio, siendo las apuestas realizadas extremadamente altas.

Cada equipo estaba identificado por su propio color, los establos estaban detrás de la que hoy es la Iglesia de Santa María in Cosmedin. No sólo estaban los establos, si no que ahí se levantaba el Templo de la diosa Mitra, a la que acudían los aurigas (jinetes) antes de cada contienda.

En las carreras, solían competir cuatro equipos identificados con los colores: rojo, azul, verde y blanco, que representaban a los elementos. A su vez cada equipo debía de conducir cuatro caballos, que cada uno representaba una estación del año.

La carrera constaba de 7 vueltas, siendo muy frecuente que en un día se celebrasen 24 carreras.

Panorámica del Circo Máximo tomada desde lo alto del Palatino

¿Dónde está Circo Máximo?

Sitios para visitar en 50000 metros,

Via del Circo Massimo, Roma, Italia

Italy

Servicios

Parada de Metro: Circo Massimo

Galería de fotos de Circo Máximo